Actividades

Kayak

Equipo

Para esta actividad es indispensable saber nadar, o al menos flotar, no temerle al agua, usar siempre chaleco salvavidas, conocer la zona donde se va a realizar la actividad (corrientes, climatología) y practicarlo en compañía.

El equipo básico para esta actividad es:

Kayak

Se adecuan a las necesidades de cada uno pues hay de diferentes materiales y tamaños. Los más comunes son el clásico y tradicional kayak de madera, el de fibra de vidrio, duradero y resistente a impactos, los de policarbonato, altamente resistentes a la degradación causada por la radiación ultravioleta y los más modernos, de composite, que son los más livianos.

Chaleco Salvavidas

Son imprescindibles para una actividad como esta pues previenen en caso de cualquier imprevisto o accidente.

Remos

Con ellos se propulsará la embarcación y por ello es necesario encontrarse en buena condición física.

Faldón

Es la tela impermeable que se ajusta a al tronco del kayaquista y va tomada en el hueco de entrada. Esta impide que el agua penetre hacia el interior del kayak.

Traje

Opcionalmente se puede agregar un traje de neoprén si las aguas donde se practica son muy frías.

Para hacer kayak de travesía es necesario además, si es una excursión por varios días, llevar otros elementos de seguridad, como: radio de alta frecuencia (banda marina), bengalas y un celular, pues aunque sea difícil hallar señal en lugares tan alejados nunca estará de más probarlo ante una emergencia.

Debido a que en la parte norte de nuestro país los ríos son escasos o con muy poco caudal, el kayak de travesía es el que más se practica, encontrando a lo largo del litoral numerosas ciudades con clubes y organizaciones que fomentan esta actividad. Mientras que en el sur hay ríos de clase mundial (categoría clase 5) para practicar el kayak de río, y hermosas rutas para hacer travesías marinas, con organizaciones y operadores que hacen cursos y viajes.

El kayak de río cuenta con una clasificación por nivel de dificultad que va de 1 a 6:

  - 1 Fácil: Corriente moderadamente rápida con pequeñas ondulaciones y olas. El riesgo para los nadadores es poco o nulo.

  - 2 Principiantes: Aguas de corrientes más rápidas con rocas, hoyos y olas fáciles de evitar. El peligro para los nadadores es poco pero las medidas de cuidado deben ser tomadas.

  - 3 Intermedios: Aguas rápidas con rocas hoyos y corrientes que requieren de habilidad para esquivarlas. Los nadadores pueden estar en riesgo y quizás requieran de ayuda para salir.

  - 4 Avanzados: Rápidos fuertes, olas y hoyos grandes con impredecibles corrientes y peligrosos obstáculos que requieren de maniobras múltiples para superarlos. Los nadadores están en peligro y requerirán ayuda para salir.

  - 5 Experto: Las mismas características de la clase anterior, pero más intensos y con más obstáculos que quizás no puedan ser esquivados. El riesgo para los nadadores es seguro, así como también para quienes intenten ayudar.

  - 6 Incorribles: Sólo un grupo de expertos que planeen cuidadosamente cada aspecto del trayecto podrían sobrevivir a esta clase de ríos y rápidos.

Kayak

Siga leyendo sobre...

  - Antecedentes

  - ¿ Dónde practicar Kayak ?

 

 

Buscador

Síguenos en: